CAOS EN CATALUÑA

CAOS EN CATALUÑA

Doble chantaje del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez : Si no se avanza hacia un referéndum de independencia antes de noviembre, le retiran su apoyo parlamentario, (lo que seguramente obligaría a Sánchez a convocar elecciones generales de no encontrar otros aliados), pero además, Torra advierte que si no se pone en libertad a los políticos rebeldes presos entienden legitimada la autodeterminación, así que no creen en la división de poderes. Jacobinismo puro.

¿La estabilidad del Gobierno de un país depende de partidos independentistas cuyo objetivo político es anticonstitucional? Si su objetivo político es ilegal, lo lógico sería que se ilegalicen igualmente dichos partidos. Es una cuestión de sentido común. Nunca debieron ser legales. Ahora la solución es más difícil…

Lo llevamos diciendo meses, pero Sánchez quería llegar a la Moncloa como fuera. Para este viaje no hacían falta alforjas, y no habrá un Gobierno central estable hasta que se ilegalicen los partidos independentistas, así que este Gobierno puede ser la siguiente víctima : los mismos independentistas que dieron el poder a Sanchez, se lo pueden quitar cuando quieran, el presidente del Gobierno es rehén al pactar con ellos, y ellos lo saben. Su otro socio, Podemos, también está incrementando sus exigencias y están dispuestos a ponérselo más difícil. Los independentistas catalanes pueden conseguir un efecto contrario al deseado : Que un Gobierno de derechas llegue al poder y aplique mano dura con ellos. Ellos se lo habrán buscado.

Fue impecable el tono del discurso de la portavoz Celaa, en el sentido de no aceptar ultimátums y de hablar de auto gobierno, no de independencia. pero con una salvedad : todo sabemos desde hace muchos meses, menos este Gobierno, que en esta situación ya no cabe el diálogo con quienes no quieren escuchar y emiten ultimátums, sino la aplicación sine die del artículo 155.

La periodista de El País, Elsa García de Blas, interpretaba muy bien en su twitter la reacción del Gobierno : “Los dos noes del Gobierno. A Torra, sin que haga falta que transcurra un mes, que no habrá referéndum sobre la independencia de Cataluña. Y a Rivera y Casado, que no aplicará el 155”, comentó.

Como Torra alentó a los rebeldes independentistas y luego intentó calmar sus críticas hacia él y su Gobierno por “rajarse”, tras hacer el ridículo por miedo a los suyos pero también por miedo a acabar en la cárcel y ser, como dijo Iceta, “bombero y pirómano al mismo tiempo”, para dar un golpe de autoridad como un adolescente ante su tribu, decidió lanzar al día siguiente un órdago al Gobierno, hacer una bravuconada y disimular.

Pero pienso que ésa llamada de Torra al radicalismo de los rebeldes debería ser estudiada por si debiera ser objeto de sanción jurídica, porque al final terminó nada menos que con un intento de asalto al Parlament, dando una lamentable imagen de España en el exterior, por cierto. Al final Sánchez, si cumple con la legalidad, tendrá que hacer las maletas si Torra decide cumplir finalmente con sus amenazas. Ya dije cuando se nombró al Gobierno en este mismo blog, que el Gabinete de Sánchez iba a durar poco porque sus socios se le iban a subir a las barbas.

Torra, Puigdemont y los independentistas del montón han alimentado a la bestia, al terrorismo urbano, que ahora se revuelve contra ellos…. lo que siembras, recoges. Mientras los manifestantes obligaban a los mossos a encerrarse en el Parlament y a las fuerzas especiales a intervenir, los líderes constitucionalistas del partido ganador de las elecciones, Ciudadanos, tuvieron que abandonar el Parlament escoltados y entre gritos de “fascistas” de los intolerantes, pero con esos intentos de intimidación sólo consiguen engrandecer aún más la figura política de Arrimadas, abanderada de la lucha por la libertad en Cataluña.

Durante el 1 de octubre, los CDR (comités de la república) independendistas cortaron las vías del AVE y carreteras y ocuparon edificios públicos, además de intentar asaltar por la noche el Parlament, sin que el Gobierno español reaccionara institucionalmente hasta el día siguiente. Sánchez no quería reaccionar en caliente contra uno de sus socios de Gobierno, lo que demuestra que tener ciertas hipotecas en política es pan para hoy y hambre para mañana.

Vaticinaba hace meses Ines Arrimadas en un desayuno informativo publicado en este mismo blog que “los independentistas salivan ante un Gobierno débil y temporal de Sánchez” y critica que se vote en el Parlament si a los independentistas les gusta o no una resolución judicial. Los independentistas exigen la puesta en libertad de los políticos rebeldes presos.

Anteriormente, los independentistas atacaron violentamente a unos policías que se manifestaban en defensa de sus derechos laborales. Ante esto, Arrimadas afirmó a Susanna Griso en el programa de Antena 3 “Espejo Público” que “la ley permite manifestarse libremente siempre que se cumplan unos requisitos. Me indigna que se dé por hecho que las calles de Cataluña son solo de los independentistas, se han apoderado de ella. Pero Cataluña es de todos los catalanes”.

Las declaraciones de Aznar respecto a que la situación en Cataluña pone a España en una situación similar a la de 1934 me parecen peligrosas e irresponsables, pueden empeorar la situación por el afán de protagonismo mediático del ex presidente. Bochornoso. Aunque ya casi nadie le escucha.

Por un lado, Torra amaga con retirar el apoyo a Sánchez si no se cumplen sus exigencias de referéndum y liberación de los políticos rebeldes presos, pero al mismo tiempo sabe que si de unas nuevas elecciones generales sale un Gobierno conservador con PP y Ciudadanos, habrá línea dura del Estado español frente a Cataluña, empezando por una aplicación perpetua del 155 hasta que se resuelva la situación, y éso a los independentistas no les interesa. ¿Qué hará finalmente Torra? Sólo él y su amo Puigdemont lo saben…

Yo le decía a Torra en twitter : “¿Cree usted que tiene derecho a gobernar sólo para una parte de los habitantes de su comunidad autónoma y dar la espalda al resto? Usted olvida que en este momento representa a España en una comunidad autónoma, ése debería ser su trabajo. Cumpla con la Ley”. Como siempre, no responde a los que no pensamos como él, ya publicaba en sus artículos de archivo que el resto de los españoles somos “bestias con taras genéticas”. Como si él fuera un prodigio de la genética.

En Cataluña se gastaron mucho dinero en propaganda institucional independentista y estructuras políticas de Estado que no han ido a parar a los servicios públicos, y los independentistas creen que su mal funcionamiento es culpa del Estado español que no invierte en ellos, cuando ésa era la intención de la burguesía catalana, generar independentismo desde los despachos y adoctrinar a los niños en las escuelas para, como decía Arrimadas “tapar la corrupción con una estelada”.

Cuando muchos empresarios catalanes se dieron cuenta de que en realidad no les interesaba posicionarse a favor del independentismo, ya era demasiado tarde, el daño estaba hecho y miles de empresas tuvieron que abandonar Cataluña. Después, con culpar también al Estado español del empobrecimiento de Cataluña, está todo hecho. Lo peor es que la mitad de los catalanes se creen el relato independentista de los hechos relatado por los medios de comunicación subvencionados por la Generalitat, que además invierte en ellos en publicidad institucional. Éso es lo más triste para los que queremos tener un proyecto común con Cataluña.