CARCEDO PIDE HABLAR DE UN NUEVO HEALTH NEW DEAL Y ANUNCIA UN NUEVO PLAN ESPAÑOL DE SALUD Y MEDIO AMBIENTE

CARCEDO PIDE HABLAR DE UN NUEVO "HEALTH NEW DEAL" Y ANUNCIA UN NUEVO PLAN ESPAÑOL DE SALUD Y MEDIO AMBIENTE

Estuvimos en la Cumbre Clima y Salud en la Universidad Complutense en el Marco de la Cumbre del Clima COP25 de Madrid a la que asistió fugazmente la jóven activista sueca Greta Thunberg.

En la jornada inaugural asistieron personalidades como la ministra española de Sanidad, Luisa Carcedo, y la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, además de jóvenes líderes climáticos y altos dirigentes de la OMS.

Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, comentó en esta cumbre alternativa a la COP que se celebra esta semana en la Universidad Complutense que : “el cambio climático es la mayor amenaza a los derechos humanos”. En este preciso momento, la mayor amenaza a los derechos humanos ES EL HAMBRE, 815 millones de personas mueren al año. “Siete millones de personas mueren al año en el mundo por contaminación”, ha dicho la ex presidenta de Chile. 7 millones contra 815 millones.

Y eso son cifras, no proyecciones ni especulaciones, y no creo que nadie dude de mi entusiasmo a la hora de luchar contra el cambio climático y cualquier otro ODS, especialmente en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, el derecho a una sanidad universal y gratuita o a unas pensiones dignas.

Así que este comentario sobre las cifras de víctimas no sirva en absoluto para justificar el discurso carca de la derecha, por favor. El cobarde alcalde de Madrid ha delegado en su consejero de Sanidad porque no tiene huevos para acudir a una cumbre del clima en la universidad.

“Las consecuencias del cambio climático son ya una emergencia de salud pública”, afirma la ministra de Sanidad, Luisa Carcedo, quién describió con detalle los efectos médicos del cambio climático sobre nuestro organismo y sobre nuestra salud. “Hay que hablar del Health New Deal”, “la respuesta debe ser multilateral y multisectorial y contando con la complicidad de la ciudadanía”, alerta Carcedo, que anunció un nuevo Plan de Salud y Medio Ambiente que recogerá los compromisos de España con la UE y la OMS en esta materia. También pidió la colaboración de los medios de comunicación para dar a los científicos el protagonismo que merecen en la sociedad.

“El Health New Deal no puede esperar”, insistió Carcedo, que añadió que “tenemos que actuar de forma urgente porque si no, nuestros hijos no nos lo perdonarán, asistimos a la extinción de las especies”, añadió la ministra sumándose a la insistente llamada de la activista sueca Greta Thunberg.

Además, cuatro jóvenes estudiantes y activistas han clamado en defensa de la salud y contra la crisis climática durante uno de los paneles de la Cumbre Global Clima y Salud que tiene lugar en el recién reformado Auditorio de la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de la Cumbre del Clima.

El emotivo diseño de marca de la cartelería de la cumbre, una rama que sale de la vena de una mano ha sido elogiado por varios dirigentes allí presentes. Ha sido realizado por los talentosos alumnos de Bellas Artes de esta Universidad en la que tuve el placer de licenciarme en Periodismo. Ha sido un placer para mí estar allí acompañándoles.

Bachelet afirma que “la salud es un derecho humano y el cambio climático afecta más a la salud de los más vulnerables, las mujeres y los niños. Es una amenaza a la vida y a la salud y puede provocar violencia y desigualdad”. – ¿Cómo justificas el derecho a respirar aire limpio? – “Son hechos, no hablamos de ideas. Siete millones de personas mueren al año en el mundo por contaminación. Los políticos deben analizar los hechos y tomar decisiones”.

Por su parte, la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud, María Neira, dice que “la COP25 de Madrid se organizó en tres semanas y ésa capacidad de resiliencia podemos trasladarla al cambio climático”. Y se pregunta ¿por qué no entramos en pánico con siete millones de muertes al año?”, pero la realidad es que el hambre mata a 815 millones de personas al hambre mientras en el primer mundo sufrimos obesidad y la cantidad de comida que ingerimos nos obliga a hacer ejercicio físico.

“Hay que hablar a la gente de soluciones y esperanzas, es lo que moviliza a la sociedad, no hablar de apocalipsis, pedir su colaboración y que cambien sus patrones de consumo para que cambien los patrones de producción”, insistió Bachelet.

La titular de la cartera de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha alertado de que el cambio climático “es un desastre medioambiental y una emergencia para la salud humana, es una realidad cotidiana y palpable. Hay que dimensionar la terrible amenaza que para la salud supone el cambio climático”.

Asimismo, la ministra concluyó que “es tiempo de actuar. Estamos siendo lentos. Hace falta una respuesta multinacional, enérgica y urgente, con la complicidad de los ciudadanos, sin retrasos ni retrocesos”.

Muchos pensamos que no se trata de entrar en pánico, sino de que los líderes busquen soluciones que no pasan por hacer bullying de Greta en las redes sociales como hacen algunos particulares y líderes de la derecha conservadora que no pueden alegar contra ella otra cosa que no sean ataques personales.

Ya escribí un artículo anterior aquí en el blog sobre los ataques de la derecha española a Greta Thunberg y a última hora se ha sumado a ésos ataques otro comunicador de la derecha española, Carlos Herrera, preguntando si acaso “Greta es el mesías” y diciendo que tiene “cara de tremendismo”, en la línea de graves insultos personales vertidos por otro periodista de su cuerda, Federico Jiménez Losantos.

Precisamente Thunberg visitó el domingo por la tarde la Cumbre Social por el Clima de Universidad Complutense, que dura una semana bajo el título “Más allá de la COP 25 : los pueblos por el clima”, y se reunió con un grupo de activistas. “Hay un riesgo de decepción por la falta de emergencia”, alertó la joven activista sueca.

El lunes acudió al acto “Niños y jóvenes ante el cambio climático”, junto a la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta H. Fore.

Thunberg se despedirá de la cumbre del clima el miércoles 11 de diciembre, y se marchará con la sensación de que los dirigentes no han captado aún la urgencia del problema. “Mi esperanza está en el hecho de que la gente no sabe aún lo que está pasando”, concluye.