EL EMBAJADOR FRANCÉS: NO HAY MEJOR ALIADO PARA FRANCIA QUE ESPAÑA

EL EMBAJADOR FRANCÉS: "NO HAY MEJOR ALIADO PARA FRANCIA QUE ESPAÑA"

En la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE ha tenido lugar una nueva sesión del Aula de Liderazgo Público en la que se analizaron ‘Las relaciones España-Francia: pasado, presente y futuro’. El acto estuvo presentado y moderado por Daniel Ureña, coordinador del Aula de Liderazgo Público de MAS Consulting y la Universidad Pontificia Comillas (ICAI-ICADE), y contó con la participación de Yves Saint-Geours, embajador de Francia en España, y Federico de Montalvo, profesor de Derecho Constitucional y director del Centro de Innovación del Derecho CID-ICADE, que comentó “a los profesores de Constitucional se nos plantea si la actual democracia representativa está agotada y si hay que adoptar o no una democracia directa” en mayor o menos grado. Afirma que el sistema de doble vuelta en Francia se creó para superar el multipartidismo, pero vieron que funcionaba y se adoptó como en Alemania.

Francia y España son, además de vecinos, dos países amigos y aliados. Federico de Montalvo señaló que el sistema presidencialista se ha convertido, con su capacidad para adecuar el reparto de poderes entre los poderes Ejecutivo y Legislativo en función de las necesidades, en un modelo a tener en cuenta en un momento de crisis como el actual. Un sistema que responde, en palabras de Yves Saint-Geours, a unas peculiaridades históricas propias.

Algo, el pasado, que diferencia mucho a Francia de España. Como recordó el Embajador, han vivido en los dos últimos siglos un largo periodo de revolución, dos guerras mundiales, conflictos coloniales, mientras que el pasado de España ha sido muy distinto, con una dictadura, una guerra civil, etc. Sin embargo, el embajador subrayó que “las relaciones hispano-francesas nunca han sido tan excelentes como ahora”. El diplomático quiso destacar que esas buenas relaciones se dan en el contexto bilateral, pero también en el europeo y en el mundial; algo que no ha sido siempre así. “Es lo bueno de la Historia, de estas diferencias se puede construir algo fecundo, útil”.

El representante del Gobierno francés en Madrid destacó como un pilar fundamental en la construcción de esas excelentes relaciones entre Francia y España la estrecha colaboración que desarrollaron ambos estados “desde los años 80 del siglo pasado en la lucha contra el terrorismo de ETA, primero, y el yihadista, después”. El embajador comenta que hay un grado de colaboración muy intenso entre policías y jueces españoles y franceses, que trabajan juntos en Francia y en España, algo muy poco habitual en el mundo. Una colaboración que ha supuesto “la columna vertebral” de las relaciones hispano-francesas, primero “en materia de seguridad, inteligencia, etc… pero también en qué quiere decir el Estado de Derecho, cuáles son sus principales amenazas y cómo defenderlo”.

Respecto al terrorismo yihadista, el embajador comentó que “la solidaridad española fue extraordinaria, no sólo del Gobierno, sino también del pueblo español”. “Hemos evitado muchos atentados, y todo lo que podemos llegar a saber, lo sabemos”, afirma. Asimismo, señala que “tratamos de ir más allá de las propias relaciones bilaterales en materia de inteligencia, pero para éso tiene que haber una confianza absoluta” entre ambos países.

En materia de defensa, el embajador afirma que los países del Este pensaban que les bastaba estar bajo el paraguas de la OTAN, y en Francia no pueden renunciar de la noche a la mañana al trabajo que han desarrollado junto a Gran Bretaña, “ahora estamos explicando la Iniciativa Europea de Intervención para actuar juntos con el apoyo de España”. Cree que hay que crear un proyecto euro mediterráneo más ambicioso que vaya más allá de la seguridad y la defensa.

“No hay mejor aliado para Francia que España, incluso mejor que Alemania”, afirma el embajador.

El embajador insistió en que el presidente de la República francesa tiene muchas competencias, puede decidir atacar Siria, y es posteriormente cuando se hace un debate sin votos en el Parlamento y posteriormente se puede apoyar o no lo decisión, y advierte que es lo que dice la Constitución de su país. Estoy de acuerdo con su visión sobre las relaciones bilaterales y el proyecto europeo, pero mí como español ése sistema francés de toma de decisiones me parece demasiado jerárquico o arbitrario, en España ni siquiera el Rey tiene esas atribuciones ejecutivas, es más, no firma decisiones políticas que no estén refrendadas y tuteladas por el Gobierno de turno, lo de Francia me recuerda un poco a USA donde su presidente tiene un poder ejecutivo también muy fuerte a mi juicio, en España hay un sistema más parlamentario, de toma de decisiones colectivas.

Tampoco estoy de acuerdo con el embajador en su defensa de la reforma laboral de Macron, que, como la de Rajoy y su “brazo ejecutor” la ministra Bañez, presuntamente ha sido impuesta por Bruselas, como muchos otros recortes y políticas antisociales. Recordemos como acabó el Gobierno de Zapatero… Defiendo la UE frente al populismo y al independentismo,  la unidad entre el norte y el sur de Europa, todo lo que nos une frente a los que nos separa, pero no los recortes sociales de la troika.
Yves Saint-Geours resaltó que “esta columna vertebral se ha fortalecido en los últimos 15 años” con el desarrollo de “una visión conjunta de la seguridad del continente y una visión estratégica de dónde estamos en Europa”. Y es precisamente en este segundo aspecto donde, de acuerdo con el Embajador, debe proyectarse la especial relación entre Madrid y París para afrontar con fortaleza el desafío que supone el proyecto europeo en estos momentos. El embajador francés reconoció que al principio su país no acogió muy bien la incorporación de España a la Unión Europea, algo que no tenía mucho sentido, y añadió que son países que están en competencia, por ejemplo en materia de agricultura hubo ataques a camiones españoles en Francia. Reconoce también que en Francia hubo dudas sobre el proyecto europeo, que la elección de Macron vivió la sombra de la amenaza del populismo, pero que Macron apostó claramente por un proyecto europeo y europeísta.

Ambos estados coinciden en la concepción de la política bancaria, de defensa, la Europa social, la política económica y, en suma, “la visión del papel que debe jugar el modelo europeo desde un punto de vista tanto social como cultural, la necesidad de acercarlo al ciudadano y también hacer frente al reto que supone el cambio climático”.

“Por supuesto, hay diferencias, pero son muy pocas“, destacó el diplomático, “lo que hace que este momento sea histórico, porque estratégicamente es muy delicado” ante la inminencia del Brexit y el hecho de que haya países -“especialmente en el Este de Europa”- cuya postura hace que “el proyecto europeo se vaya a debilitar”.

Un desafío con una solución es viable, de acuerdo con el Embajador, pero “cuya ventana para atajarlo es muy corta”. El diplomático recordó las palabras que pronunció el Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en Madrid unos días antes señalando que “es el momento de tomar decisiones”. Un momento crucial en el que, incidió Saint-Geours, “la relación bilateral que mantienen Francia y España es fundamental para construir el proyecto europeo”.

Aula de Liderazgo Público

El Aula de Liderazgo Público es un centro impulsado por MAS Consulting y la Universidad Pontificia Comillas (ICAI-ICADE) que tiene como objetivo promover el diálogo y la cooperación entre la política, la empresa y la sociedad civil. Para ello, el Aula de Liderazgo Público desarrolla tres grandes actividades: docencia, conferencias y publicaciones.