GENERAL BALLESTEROS: LA GLOBALIZACIÓN, MÁS QUE VELOCIDAD, ES ACELERACIÓN EXPONENCIAL

GENERAL BALLESTEROS: "LA GLOBALIZACIÓN, MÁS QUE VELOCIDAD, ES ACELERACIÓN EXPONENCIAL"

El Aula de Liderazgo Público de Mas Consulting ha celebrado en la Universidad Pontificia de Comillas una nueva sesión para presentar la 7ª edición del Postgrado de Inteligencia Económica y Seguridad (PIES). La sesión llevó por título “Claves para entender el mundo actual: cambios y tendencias” y contó con la participación del General Miguel Ángel Ballesteros, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa, quien advirtió que “uno de los objetivos de la inteligencia es reducir la incertidumbre y prepararnos para los cisnes negros, que también existen”.

También participó muy activamente la conocida periodista de Onda Cero y El Independiente Marta García Aller, autora del libro ‘El fin del mundo tal y como lo conocemos’, cuyas proyecciones del futuro fueron la columna vertebral del debate, y Virginia Ródenas, directora académica del Postgrado, que afirmó sobre García Aller que “su libro no es un oráculo, sino una brújula para hacernos las preguntas adecuadas”.

Antes de entrar en los contenidos del debate, quiero hacer algunas consideraciones personales previas y hablar de las conclusiones a las que he llegado escuchando a los participantes. Los intervinientes han debatido en torno a algunos de los temas abordados en el libro de Marta García Aller “el fín del mundo tal y como lo conocemos”. Marta me parece una periodista de la nueva era, es decir, muy inteligente y muy profesional, aunque yo nunca daría un “cheque en blanco” a los nuevos avances tecnológicos, creo que aportarán ventajas, pero también generarán graves problemas éticos (en el mundo de la medicina, por ejemplo), y sobre todo la “brecha digital” dejará fuera del sistema a las personas que no puedan (o no quieran) adaptarse a ésos avances. 

En general, no me gustan las imposiciones y que todos estemos obligados a integrarnos en un nuevo sistema de vida porque una élite lo decida así supone un enorme esfuerzo de adaptación tecnológica para los que superamos los 40 años, y creo que éso es algo que debería ser opcional, no obligatorio, y que los cambios deberían avanzar mucho más lentamente de lo que lo hacen para estar al alcance de todos.: ¿Por qué tengo que utilizar el móvil para pagar y que sepan todo lo que consumo, dónde y cuándo (por ejemplo) o para algo tan importante como votar? ¿entonces, si me roban el móvil o lo pierdo, pongo en manos de otro “mi identidad”? Ya sé que se puede almacenar en “la nube”, pero todo esto me parece surrealista. 

¿Qué harán los gobiernos y las empresas con nuestros datos, se beneficiarán económicamente de ellos o harán proyecciones de nuestros comportamientos para controlarnos mejor? Creo que no podemos hacer depender todo de las máquinas, porque así somos mucho más vulnerables a los ciberataques y a las suplantaciones de identidad y soy muy escéptico sobre la conveniencia de sustituír personas por máquinas demasiado rápido y sin hacer una transición ordenada. ¿quién y por qué tienen tanta prisa desde el poder en implementar estos cambios? Todas estas cosas no hace sino alimentar teorías de la conspiración en you tube.

Sin duda, los futuros cambios aportarán grandes ventajas, pero también aumentará la “brecha digital” y mucha gente que no quiera o no pueda adaptarse a ellos puede quedarse “fuera del sistema”, lo veo más como una imposición de las élites cuyas verdaderas intenciones desconocemos. Mi opinión, acertada o equivocada, nunca será acrítica ni complaciente con este sistema socialmente darwinista con el que algunas veces no me siento identificado. No aspiro a que lo tomen como dogma de fe, habrá tantas opiniones como personas, me conformo con que se paren un momento a reflexionar sobre ésto en un mundo tan frenético como éste, en el que prima el estímulo inmediato.

UN MUNDO “PATAS ARRIBA”

García Aller aboga por “incorporar en las empresas los conocimientos de las nuevas generaciones, cuando antes, los que llegaban a las empresas tenían que ver, oír y callar”. Una vez más, creo que hay que ser muy justos en esto, los jóvenes pueden aportar muchos conocimientos técnicos, pero el sistema educativo cada vez les aporta una peor formación humanística, y les falta la experiencia vital de los que llevan muchos años trabajando, para no cometer errores de base. Siempre he apoyado equipos mixtos entre jóvenes y veteranos, pero es un error muy extendido que los jóvenes, que no han levantado este país, se presenten como la última coca-cola del desierto, éso tampoco me parece justo ni equitativo, sino más bien discriminatorio. Como ocurre en el tema de la igualdad de la mujer, creo que se presentan las reivindicaciones con demasiada agresividad. Insisto, para que las transiciones, por muy justas que sean, salgan bien, tienen que ser “ordenadas” y al ritmo adecuado. A poca gente le interesan las revoluciones y poner al país “patas arriba”.

García Aller cree que tenemos que preguntarnos qué energías van a mover el mundo, porque ahí reside el poder, el mundo dominado por el petroleo acabará desapareciendo, no va a ser la energía del futuro. Respecto a las “fake news” (si todo el mundo las conoce por “fake news” ¿para qué vamos a decir “noticias falsas”?, nunca me ha preocupado la opinión de la RAE), esta periodista considera que sin una sociedad bien informada no puede existir una democracia saludable, cree que la información gratuíta puede no ser de calidad y que se debería acabar pagando por la información premium y financiando los medios que la generan. Estoy en parte de acuerdo, eso sí… ¿qué pasará con la gente que no pueda pagar por ésa información? ¿Se convertirán en personas engañadas y manipuladas por el sistema? Una vez más, se confirma mi teoría : el mundo va “a dos velocidades”, y ésa brecha no es nada buena. No olvidéis tener siempre un pensamiento crítico, nos están adoctrinando desde las élites del sistema para que aceptemos sin rechistar el pensamiento “new age”, que, como todo lo llevado al extremo, no me parece equilibrado.

LA GLOBALIZACIÓN, UNA “ACELERACIÓN EXPONENCIAL”

El general Ballesteros advierte sobre los cambios geopolíticos que tenemos por delante, y considera -muy acertadamente, por cierto- que la globalización, más que por la velocidad, se caracteriza por una aceleración exponencial. Un brillante análisis del factor humano que los “seniors”, que ya acumulamos experiencia, podemos aportar a los jóvenes, no debe haber una lucha por el poder laboral entre generaciones, al fin y al cabo ellos son nuestros padres, lo que nos sacaron adelante a nosotros y lo que hicieron posible que tras dos guerras mundiales vivamos en democracia, así que en el mundo profesional creo que la diversidad intergeneracional en los equipos es la clave del éxito, y siempre pongo el mismo caso práctico de éxito, las campañas de Obama, porque es el ejemplo más claro que hay. Haciendo un símil futbolístico, en un equipo de fútbol, los “seniors” serían los que ponen “la pausa” a las jugadas en el centro del campo, los que reparten el juego con sentido, es decir, los que definen la forma de avanzar para que los delanteros marquen el gol, se marcan pocos goles que no se cocinen en el centro del campo, y cuando se marcan, es por un golpe de suerte….

El general señaló que nadie pensaba que Estado Islámico tendría de repente bajo su control a 8 millones de personas, el análisis de riesgos y amenazas cambia cada año, pero la estrategia es difícil de reorientar antes de 3 años, en todo ello trabaja el Consejo de Seguridad Nacional. Hay que agradecer desde aquí la labor silenciosa y callada de quienes velan por nuestra seguridad y por nuestra integridad, aunque siempre estará el debate de libertad versus seguridad y hasta qué punto el espionaje al márgen de la ley está justificado, nunca una cosa debería justificar la otra, pero los que tienen el poder siempre se verán tentados a ello.

Ballesteros señaló que “el multilateralismo igualitario existe en la ONU” (afortunadamente, añadiría yo, y el propio Obama lo fomentó) pero advierte que, en realidad, venimos de un mundo unipolar con USA como líder, lo que le supuso un enorme gasto económico y sobre todo en vidas humanas en escenarios como Irak y Afganistán, y éso, unido a la naturaleza de sus líderes, ha llevado al “America First”, que -afirma- “no es algo nuevo, ya que lo defendía el presidente Wilson, que decía que la primera Guerra Mundial era un problema de los europeos y así ganó las elecciones, pero, a los 3 meses, tuvieron que entrar en guerra porque los alemanes no les liberaron de los ataques”. 

Este militar advierte que “en geopolítica, si dejas un espacio libre, lo ocupa otro, en Oriente Medio, por ejemplo, el espacio abandonado por USA lo ocuparon Rusia, Turquía e Irán, ya que Rusia sabe que no tiene potencia económica para plantear un nuevo desafío como el de la Guerra Fría”, y habló de los “global commons”, los espacios comunes, que son el ciberespacio (con ciberataques, fake news en elecciones, el espacio marítimo y el espacio ultra – terrestre y exterior, en el que ahora Rusia anuncia que puede sortear el escudo anti misiles norteamericano). En este sentido, comentó que Putin hace la inquietante afirmación de que “el instrumento militar tiene cada vez más valor en las relaciones internacionales”. 

Avisa también de la percepción que ya existe desde hace algún tiempo de que tenemos en escena nuevos actores internacionales como grupos terroristas o multinacionales que tienen más dinero que los propios Estados, y la corrupción también puede ser un factor a tener en cuenta. Considera también que los medios de comunicación deberían transmitir la idea de que lo que ocurre fuera de nuestras fronteras es tan importante como lo que ocurre dentro de nuestro país y sobre todo mucho más que lo que ocurre en el mundo del deporte. Y es verdad. Pone como ejemplos la influencia de los conflictos armados en el precio del petróleo o, en el mundo de la postverdad, el estrecho margen por el que Trump ganó las elecciones y la influencia del asunto de los mails de Hillary Clinton y la propagación de “fake news”, son acciones económicamente asequibles y muy desequilibrantes y no sabemos cómo actuar ante ellas. 

Virginia Ródenas habló de la “info – obesidad” de un mundo en el que cualquiera puede manejar mucha información, lo difícil es tener información valiosa. Yo lo llamaría como sugerencia “fast food informativa”, y al populismo “fast food ideológico”…. ¿qué opináis?

REVERTIR EL ENVEJECIMIENTO

García Aller afirma que se ha conseguido no sólo frenar, sino revertir el envejecimiento en ratones, que, aunque parezca mentira, son biológicamente muy parecidos a los humanos. Y le comenté que todos deseamos que las farmacéuticas reviertan el envejecimiento (porque de ello dependería nuestra supervivencia), pero que tenía dudas de que a los laboratorios les interrese económicamente desarrollar un medicamento que evite el envejecimiento, puesto que se ha invertido mucho dinero en medicamentos para tratar las enfermedades asociadas al envejecimiento, que son casi todas. Ahí García Aller me dió una respuesta muy esperanzadora y satisfactoria en el sentido de que también se haría negocio con medicamentos enfocados a la prevención de enfermedades en función del estudio de nuestro genoma, con lo cual ganan las farmaceuticas y ganamos también en salud los ciudadanos. Esos avances me parecen fantásticos, de hecho, como ya dije en otro artículo, el ex asesor de Obama en sanidad, el doctor Rafael Bengoa, fue de los primeros en advertir sobre la rentabilidad económica, y no sólo en términos de salud pública, de prevenir las enfermedades, que cuesta menos para el sistema sanitario que tener que curarlas a posteriori. Cuando los avances son claramente positivos, intento ser el primero en reconocerlo y sumarme con entusiasmo al cambio, pero eso sí, cambiar por cambiar, o cambiar para poner parches, pues no…

Finalmente, en el futuro podremos conocer el final del concepto de “trabajo” o desempeño profesional (pienso yo que quizá trabajen los robots y nosotros podamos dedicarnos a nuestros hobbies, espero que las multinacionales obren éticamente y que legislativamente se aprueben leyes que obliguen a cotizar a las máquinas para nuestras pensiones, puesto que ésas máquinas generarán muchos beneficios a las empresas, y deberían pagar los impuestos correspondientes por ello, para el bien común, el mantenimiento de los servicios públicos y una razonable redistribución de la riqueza). Para acabar, introduzco una última reflexión sobre un cambio que me produce una especial “alarma” : el fin del dinero en efectivo, por lo que supone de posible monitorización de todos nuestros ingresos y gastos por parte de los Estados, con ésa información pueden deducir casi todas las actividades que desarrollamos diariamente, qué lugares frecuentamos, etc, será imposible consumir nada que no esté digitalmente controlado y no podremos ni comprarnos una bolsa de pipas sin que se entere el “gran hermano” estatal. No soy ideológicamente liberal, pero éso no quiere decir que este tema no me preocupe, y mucho.

 EL POSTGRADO DE INTELIGENCIA ECONÓMICA Y SEGURIDAD (PIES)

La 7ª edición del Postgrado de Inteligencia Económica y Seguridad (PIES) se celebrará del 20 de abril al 29 de julio de 2018. El PIES es un programa pionero en España dirigido a empresarios, directivos y profesionales del ámbito de la empresa y de la administración pública. La aplicación de la Inteligencia Económica al sector empresarial (Inteligencia Competitiva) se ha consolidado como la herramienta de gestión más eficaz para garantizar la innovación de las organizaciones a través de un proceso sistemático, estructurado, legal y ético, que las prepara para los retos de un escenario global post-crisis, reduciendo el nivel de incertidumbre y apoyando la óptima toma de decisiones. 

EL AULA DE LIDERAZGO PÚBLICO

El Aula de Liderazgo Público es un centro impulsado por MAS Consulting y la Universidad Pontificia Comillas (ICAI-ICADE) que tiene como objetivo promover el diálogo y la cooperación entre la política, la empresa y la sociedad civil. Para ello, el Aula de Liderazgo Público desarrolla tres grandes actividades: docencia, conferencias y publicaciones.