LA IMPRONTA DE RIVERA PRECIPITA A ARRIMADAS AL ABISMO

LA IMPRONTA DE RIVERA PRECIPITA A ARRIMADAS AL ABISMO

Veréis qué poquito tiempo voy a perder con ésto, porque el asunto se despacha rápido : Arrimadas, mentalmente,
-hablo a nivel de esquemas mentales- es ya un poco “viejuna” : se empeña en recostarse en su viejo butacón y ponerse unos anteojos (invisbles) para leer La Razón o un tabloide inglés (amarillento como un papiro egipcio) y tomar una infusión mientras la España real se siente socialista, bullanguera, que piensa en ir de cañas y en sacarse el carnet del Atleti. Por cierto, Sabina, recupérate pronto…. Y yo, entre artículo y artículo, me entrego al placer de un café soluble pero aceptable mientras escucho gratis la música que más me gusta en Spotify. Y es que el hecho de que uno de tus mayores placeres, el que más recuerdas, no tiene por qué costar dinero, es tu mayor venganza contra el mundo…

Lo que quiero decir es que, políticamente, Arrimadas se empeña en ir de culo y contra el viento tratando inútilmente de hacer cuña entre la derecha rancia y acartonada de PP y Vox como imponía su ex jefe Riverita con métodos norcoreanos, cuando la solución seguramente está en romper las reglas de juego y darle la vuelta al tablero de ajedrez : es decir, volver a los orígenes estatutarios socialdemócratas de Ciudadanos, que van más en consonancia con una España de hoy cada vez más de izquierdas y más dialogante con el que piensa diferente.

Las razones de la emergencia de la izquierda, acompañada de un Podemos de traje y voluntariamente domesticado que promete grandes conquistas sociales pero no imponer ninguna revolución salvaje, ésa izquierda, decía, os aseguro que va a arrasar electoralmente salvo que ocurra un desastre político en Cataluña, y las razones de ése éxito son puramente demográficas y puramente económicas : los viejos adinerados del PP mueren, algunos jóvenes o no tan jóvenes cobrarán la herencia o serán niños de papá liberales, pero la mayoría de los jóvenes que comienzan a votar son los que están sufriendo cruelmente la brecha cada vez más grande de la desigualdad, hasta el punto que ya no saben a dónde ir para poder ganarse la vida…

En Estados Unidos y en Europa, pues, éste es el último suspiro de los burgueses, ése último “Valls” (entiendes, Arrimadas…?) mientras todo se hunde en la derecha a la que se le empiezan a ver las impúdicas costuras de la insolidaridad; así que en el mundo del futuro decidirán las masas jóvenes y empobrecidas que harán valer los valores de la diversidad, de la ética, de la sostenibilidad, de la ilustración, por encima del materialismo y el dinero. Parece un cuento de hadas, pero es el desenlace de la política actual que quiero ver para Estados Unidos y para Europa. Por pedir que no quede !!!