MAKE AMERICA SHIT AGAIN

MAKE AMERICA SHIT AGAIN

Ante numerosas decisiones de calado que tiene que tomar, Trump se muestra desequilibrado, diciendo una cosa y la contraria de un día para otro. Tan pronto se muestra servil con Putin como vuelve a la Casa Blanca y tras la pertinente “regañina” de sus asesores declara que confía en sus servicios de inteligencia, y el 19 de julio afirma que ve a Putin como personalmente responsable del ataque electoral de 2016, en línea con lo que declaró al mismo tiempo el director del FBI. O nos dice que la cumbre de Helsinki “fue un éxito salvo para los fake news media”…

Desde John McCain a Paul Ryan, pasando por Nancy Pelosi, han tenido que salir a desautorizar a Trump, el mismo que se definía como paladín del “América First” ha tirado por el retrete décadas de patriotismo americano perdiendo su dignidad (lo dice McCain, no yo) ante el dictador Putin. Trump se entiende con la gente de su calaña, y tan pronto insulta a Kim Jon-un en twitter poniendo al mundo al borde de una guerra nuclear como “hace las paces” con él. Es normal, por tanto, que hasta Obama tenga que salir a decir que hay una “pérdida total de la vergüenza” en los políticos mentirosos.

Otro ejemplo es la política respecto a la UE y los aranceles internacionales, su manía de ir por la vida declarando la guerra comercial (y política) a todo el mundo.  Tras la súbita aparición de Juncker en el Despacho Oval, Estados Unidos y la Unión Europea han dibujado un principio de acuerdo para evitar una guerra comercial e intentarán suprimir bidireccionalmente sus aranceles.Trump bromeando en twitter con que la UE y USA, representados por él y Juncker “se aman” y lo ilustra con una foto de los dos besándose en la mejilla.”.  Trump sabe por qué lo hace. Como USA nos impuso aranceles, la Unión Europea se puso a firmar acuerdos comerciales con China y Japón y quién quedó aislada del mundo fue USA. Y entonces, el “listillo” de Donald ha tenido que recular. ¿Qué sabrá de negocios este tipo? ¿Con qué estratagemas ha podido triunfar este sujeto en el mundo empresarial?

Por no hablar de sus exigencias a los aliados en la Cumbre de la OTAN, donde pasó de exigir que paguemos un 2% del PIB a exigir un 4% sin motivo aparente. Eso no es serio.

Trump ha decidido retrasar su reunión con Putin para el año que viene citando el “Rusiagate”. Hace unos días, Trump anunciaba a bombo y platillo que recibiría a Putin en la Casa Blanca y ahora recula. Hace días también decía que la Unión Europea era el enemigo y ahora habla de eliminar los aranceles mutuos. ¿Un advenedizo o un malintencionado en la Casa Blanca?. Una columna del Washington Post afirma citando un libro que sin la intervención de Rusia, Trump no hubiera ganado las elecciones. El hecho de que Putin reconociera en la cumbre de Helsinki que le interesaba que Trump ganara las elecciones americanas no hace sino reforzar esta hipótesis.

Seguramente Trump es un veleta que se debate entre su discurso del odio y las apelaciones de sus asesores a la moderación, al menos en política exterior, pero el hecho de que Trump ceda a las presiones y hoy tome una decisión y a los tres días la contraria indica que, a pesar de su narcisismo, es un “pobre diablo” inseguro. Éso sí, con los periodistas sí se atreve a ponerse “gallito”, vetando por primera vez en la historia a una reportera en la Casa Blanca, en este caso de su “archi-enemiga” cadena televisiva CNN… ¿qué se puede esperar de un tipo que obliga a su mujer y a todo su personal a ver Fox News en el Air Force One?

Newsweek se pregunta si Bernie Sanders podría vencer a Trump en las presidenciales de 2020 y concluye que “la mayoría de los americanos no votarían por un socialista”. USA, por boca de su presidente, sigue sin querer aprender de sus antepasados de la “vieja Europa” que sabe disfrutar del Estado del Bienestar, confunden su ideal de libertad malentendida con el masoquismo que les supone la renuncia de sus ciudadanos a servicios públicos universales.

Los norteamericanos, sufridos contribuyentes quienes ven desaparecer el dinero de sus impuestos por obra y gracia de los fondos reservados militares, tienen el “síndrome de Estocolmo” y la firme creencia de que aunque paguen sus impuestos “no tienen derecho a nada” (o a casi nada), y les adoctrinan para confundir éso con “libertad” o “no intervencionismo estatal”. Un ejemplo sería el uso de las armas porque “la polícia estatal no es necesaria, cada uno debe defenderse sólo”. Las consecuencias son las matanzas que vemos casi todos los días en los informativos. Para un europeo de los que reclamamos activamente los derechos frente a nuestros representantes, esa actitud pasiva es incomprensible. Lo tachen de “socialismo” o de lo que ellos quieran…

Hace meses dije que veía posibilidades de que los demócratas ganen ambas cámaras. Y ójala le abran un impeachment a Trump y lo echen, claro que mucha gente me alerta de que Pence es aún peor. Al final, la única solución es ganarles en las presidenciales… lo digo porque empiezan a llegar noticias de que los republicanos podrían perder la Cámara de Representantes además del Senado en las midterm elections de noviembre. Ya dije en twitter hace meses que esto ocurriría porque tenía claro que el tiempo corre en contra de Trump en el sentido de que cuantas más medidas delirantes tome en la Casa Blanca y más gente resulte perjudicada por sus políticas, más posibilidades habrá de una victoria demócrata.

Todo esto aderezado con las amenazas del presidente a Irán, la salida de USA del Acuerdo de París sobre cambio climático y de varias agencias de la ONU que no comulgan con sus políticas anti humanitarias…. Según ABC News, documentos del FBI muestran que “el gobierno federal solicitó y recibió el permiso para vigilar al ex asesor de campaña de Trump, Carter Page, antes de la elección presidencial 2016, afirmando que había sido reclutado por el gobierno ruso”. Y según la CNN “un político republicano (el representante por Texas, Will Hurd) acaba de concluir que “Trump está siendo manipulado por Putin”.

Como afirma Paul Krugman en muchos de sus artículos, la retirada a los pobres de sus medios estatales de supervivencia no son una cuestión de ahorro presupuestario de los republicanos, porque suponen un ahorro ínfimo frente a cualquier rebaja de impuestos como la que hizo Trump y que los propios millonarios rechazan porque quieren contribuír más a asu país, sino que el verdadero motivo es un odio ideológico a los pobres que raya con el racismo, es la conclusión a la que llego leyendo las columnas del premio Nobel todas las semanas en el New York Times (vía diario El País) desde hace muchos meses.

Mac Bolt, columnista conservador sentencia que “tomaría a Obama de nuevo en un nanosegundo”. Bolt fue asesor de política exterior en las dos campañas presidenciales republicanas contra Obama en 2008 y 2012. Espero que la derecha política aprenda de una vez de líderes como Mandela y de la ONU que la lucha por la igualdad y contra la pobreza no es una cuestión ideológica, ni de ser de izquierdas o de derechas, sino una cuestión de defensa de los derechos humanos.

En definitiva, parece que la buena “estrella” de Trump empieza a desvanecerse, y es que, el que llega a la cima haciendo trampas, tarde o temprano es rechazado, y hablando de estrellas y estrellados… la estrella de Trump en el Paseo de la Fama de Hollywood ha sido destrozada a hachazos por un exaltado… toda una metáfora de lo que le espera políticamente al señor Trump.