SCOTT KELLY : NO ME TOMO EN SERIO LA POLÍTICA ESPACIAL DE TRUMP

SCOTT KELLY : "NO ME TOMO EN SERIO" LA POLÍTICA ESPACIAL DE TRUMP

Extraña reacción del astronauta al ser preguntado sobre la existencia de OVNIS en el espacio.

Scott Kelly es astronauta y fue tres veces comandante de la Estación Espacial Internacional. Acaba de volver a la Tierra tras pasar casi un año entero en el espacio, 340 días, 5.440 órbitas alrededor de la Tierra, convirtiéndose en el ser humano que más tiempo ha pasado fuera del planeta. Su hazaña estaba ideada con el fin de que las agencias espaciales determinaran si el cuerpo humano podría soportar un viaje a Marte. 

Con motivo de la presentación del libro ‘Resistencia: un año en el espacio’, el 23 de enero mantiene un encuentro en la Sala de Proyección del Planetario, en el que los asistentes le preguntan sobre su experiencia. El acto levantó tal expectación que las entradas gratuítas para el evento se agotaron en menos de 15 minutos. 

El día anterior asistí a una rueda de prensa que ofreció en la Fundación Telefónica, y le pregunté si él o sus compañeros “habían visto objetos voladores no identificados en el espacio”, a lo que él me respondió con otra pregunta : “¿ovnis o naves alienígenas?(Sic)”. Ante su afirmación “naves alienígenas”, sentí que quizá yo estaba quedando como un lunático ante mis colegas, así que le dije.: -Díganos si ha visto Ovnis “al menos”, a lo que él respondió : “he visto cosas que no he podido identificar, algo que se movía pero que no parecía un satélite ni un planeta, pero al salir de la atmósfera ví que se trataba de una ilusión óptica”. 

Hay que tener en cuenta que Kelly se está ofreciendo voluntario para una futura misión a Marte, se juega su trabajo, y aunque haya pasado casi un año en el espacio y es posible que haya visto de todo, si dijera que ha visto Ovnis, imagino que no sería la forma más conveniente para él de promocionar su candidatura. No olvidemos que la propia NASA tiene unos archivos secretos de incidentes OVNI donde guarda toda la información histórica que se acumula sobre el fenómeno. Y aquí os dejo la dirección web de una información del diario El Mundo con el testimonio del astronauta Edgar Mitchell, que pisó la Luna, información titulada : “Muere Edgar Mitchell, el astronauta que creía en los extraterrestres y la telepatía tras pisar la Luna”. Link: http://www.elmundo.es/ciencia/2016/02/06/56b538fdca4741bb168b4570.html

El hecho de que hasta ahora ninguno los grandes medios se hayan hecho eco de este intercambio que tuve con Kelly en la rueda de prensa, ya es muy significativo del sistema en el que nos movemos…. Pero voy a ser muy claro con esto : Los periodistas no vamos (o no deberíamos ir) a las ruedas de prensa a “hacer amigos”, sino a hacer preguntas, sean éstas “cómodas” o “incómodas” para el protagonista. 

Por otra parte, Kelly comparó la política espacial de Barack Obama (que elegía Marte como objetivo, lo cual le parece a Kelly la decisión correcta), con la política de Trump, que opta por el viaje a la Luna. “Hace falta un administrador, un plan, sólo es publicidad, no me lo tomo en serio”, dice sobre los planes del presidente Trump. “No soy optimista con el entorno político que tenemos en USA para un viaje a Marte, que no se producirá en menos de 10 años”, añadió. Kelly, frente a negacionistas como Trump, advierte que “hay que detener el calentamiento global, desde el espacio se aprende mucho sobre empatía y humanidad”. Me lo imagino.

“No me interesan los viajes sólo de ida como Marte 1, ésas decisiones no son buenas, siempre tiene que haber una vía de escape”, confiesa. “El primer astronauta de mi clase que voló fue el español Pedro Duque”, recuerda. Preguntado sobre su vida, afirmó que “yo era un chico muy normal, y mal estudiante, al principio no seguía una dirección clara, pero lo importante es convertir los sueños en realidad”.

Comenta que, tras estar en el espacio, “mis telómeros (decisivos para medir el envejecimiento humano) ahora han mejorado, son mejores que los de mi hermano gemelo, que se quedó en la Tierra”. “Eso no se lo esperaban, porque con la edad se contraen, y se figuraban que en mi caso empeorarían”, añade.

Kelly afrontó en el espacio los devastadores efectos corporales, la tristeza y la soledad que conlleva estar separado de los seres queridos, el total y aislamiento de todas las comodidades terrestres, los riesgos de chocar contra basura espacial y la angustia de ser incapaz de ayudar si algo malo ocurre en casa. En este sentido, insiste : “No me preocupa tanto mi seguridad personal como la de mi familia”. 

Cuenta que un día le llamaron por una presunta emergencia de su hija y tuvo que esperar 20 angustiosos minutos para contactar, y resulta que ella sólo quería decirle que se sentía sola al haberla dejado la familia en casa, “¿estoy sólo en el espacio y me dices que te sientes sola?”, le dijo, y le espetó “que se buscara a alguien de las 7.000 millones de personas que hay en la Tierra”, provocando las risas de los periodistas. “Del espacio echo de menos el trabajo y la gente con la que estuve”, comenta. Y añade que “en el espacio no tenemos duchas, sólo podemos utilizar una esponja para tener sensación de higiene, así que lo primero que hice al llegar a la Tierra fue tirarme a la piscina de mi casa.

El astronauta cree que en 15 ó 20 meses habrá viajes espaciales, y vaticina que “los de Virgin Galactic serán los primeros, y Space X serán los primeros en poner un turista en órbita en unos pocos años, al principio será arriesgado y caro, pero después se ira avanzando”.

«He aprendido que subir a un cohete que puede matarme es a la vez un enfrentamiento con la muerte y una aventura que me hace sentir más vivo que ninguna otra cosa que haya experimentado. He aprendido que la hierba huele de maravilla, que sentir el viento es asombroso y que la lluvia es un milagro. He aprendido que seguir las noticias desde el espacio puede hacer que la Tierra parezca un remolino de caos y conflicto, y que ver la degradación ambiental causada por los humanos es desolador. He aprendido también que nuestro planeta es la cosa más hermosa que he visto nunca y que somos afortunados de tenerla.» Scott Kelly