VICTORIA PREGO: HABRÁ SOLUCIÓN SIN TERCERAS ELECCIONES

VICTORIA PREGO: “HABRÁ SOLUCIÓN SIN TERCERAS ELECCIONES”

“Hay que formar Gobierno cuanto antes, entre otras cosas para dejar de ser el hazme reír de Europa”.

El II Congreso Internacional del Máster en Comunicación Política y Marketing Digital “¿Por qué España está bloqueada políticamente?”, organizado por Next IBS y la Universidad de Lleida, ha contado con la participación de destacados expertos como Victoria Prego, Daniel Ureña y Manuel Campo Vidal.

“Habrá solución sin terceras elecciones”, así lo ha expresado Victoria Prego, presidenta de la APM (Asociación de la Prensa de Madrid) y adjunta al director del nuevo periódico digital “El independiente”, Casimiro García-Abadillo.

Prego, a pesar de que no cree que vaya a haber terceras elecciones, piensa que es necesario hacer un pacto que permita la gobernabilidad de España y no únicamente investir a un presidente de Gobierno. “El Pacto de Investidura no sirve para nada, lo que sirve es el Pacto de Gobierno porque después de la investidura hay que gobernar y si no se tiene la mayoría, no se puede hacer nada”.

A su juicio, el Partido Socialista podría moverse del ‘no’ a la abstención, ya que el PSOE saldría perjudicado de una nueva cita con las urnas. “Aparte de perder votos y escaños, sería directamente acusado por una parte importantísima de la población como el culpable de semejante disparate.”

Considera que PP no es una piña como parece y ahora tendrá que hacer frente a procesos judiciales que pondrán a prueba su cohesión. Cree que Jaume Matas parece dispuesto a contar lo que sea para no ir a la cárcel y cree que Rajoy es tan responsable como De Guindos en el nombramiento de Soria aunque reuniera los méritos suficientes. Soria hizo declaraciones vehementes en cuanto a su relación con los papeles de Panamá y filtraciones del propio Gobierno le dejaron en evidencia. Si no se consigue formar gobierno podría desatarse sordas maniobras para sustituír a Rajoy.

La situación del PSOE no es mucho mejor, por la resistencia y radicalización de su Ejecutiva desde los tiempos de ZP, y Sánchez quiere preguntar a la militancia que le apoya y no a los barones territoriales que necesitan el dinero del Gobierno central para sus comunidades y están desesperados, pero no se atreven a plantarle cara por si tuviera un éxito que, por ahora, no se vislumbra.

Puigdemont ha bajado el tono de sus reivindicaciones independentistas pero miente, porque tiene un acuerdo verbal de referéndum de autodeterminación con la CUP, por ello el PSOE debe ejercer una democracia representativa, no asamblearia, y no pactar con Puigdemont.

Pero también es cierto que si hay terceras elecciones la antigua Convergencia morirá a manos de ERC. Por tanto, el president de la Generalitat juega a dos bandas, quien sabe si habrá Gobierno del PP y Ciudadanos con una abstención repartida entre diputados de PSOE, PNV y la antigua Convergencia… Tras un previsible batacazo electoral del PSOE, Sánchez se arroparía de sus barones territoriales y asumirían juntos la responsabilidad de una abstención del PSOE, que, coincido con Prego, debería ser de todos sus diputados, y no de los necesarios matemáticamente.

El PSOE debería estar pendiente de recuperarse de su situación y no de Podemos, que tiene problemas en varias comunidades. Al PP no le importarían nuevas elecciones, pero Rajoy tiene problemas urgentes que resolver en Europa y no le interesa demorarlos a cambio de un puñado de diputados más.

Manuel Campo Vidal declaró a USA Hispanic que “los ciudadanos ya han votado dos veces y los políticos deben entender que ya es suficiente”. Respecto a si cree que en caso de que los electores supieran lo que va a votar el resto cambiarían su voto cree que los resultados no serían muy diferentes, salvo en resultados muy igualados. Lo que pasa es que, aunque el número de escaños de cada partido es muy diferente, en los juegos de alianzas las fuerzas sí están muy igualadas, lo que me lleva a pensar que ése sería un factor

Campo Vidal cree que la inmensa mayoría de la gente es partidaria de una reforma electoral, pero hace falta una mayoría reforzada que no tenemos ni para formar gobierno. Yo añadiría que en el caso del PP, sólo la quieren a nivel local, donde les interesa, pero no les interesa una nueva ley electoral a nivel nacional que no sea acumulativa con el voto y beneficie a los grandes partidos y a las mayorías.

Tras casi un año de Gobierno en funciones, una repetición histórica de elecciones y con la posibilidad de unos terceros comicios, la incertidumbre política es cada vez mayor. Sin embargo, según Julián Santamaría, catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid, una eventual repetición de elecciones no aseguraría un desbloqueo político. “Nadie garantiza que unas terceras elecciones arreglen nada, ni beneficien a algún partido”.

En los últimos meses, numerosos expertos del mundo de la comunicación han invitado a los partidos políticos a hacer una gran coalición como en otros países europeos. Durante su intervención, Santamaría ha explicado que el hecho de que en Europa funcionen las grandes coaliciones, “no implica que aquí tenga que ocurrir lo mismo. De hecho, las experiencias de hace unos años en Cataluña y en Galicia, no sólo lo garantizan sino que lo ponen en entredicho.”

En opinión de Manuel Campo Vidal, presidente de Next International Business School, el bloqueo político que sufre España está fundamentalmente vinculado a un “filtrado interno de los partidos políticos, desde la mediocridad dominante, a las personas brillantes” y a una situación predominante en la que los dirigentes políticos anteponen “su propia supervivencia o los intereses partidistas a los intereses generales del país”. “Hay que proteger el sistema democrático, no el sistema de partidos”, asegura.

Cree que hay una crisis de estadistas como los que había en la Transición, aunque las circunstancias actuales sean distintas, y piensa que no es bueno que se critique la cuantía de ciertos sueldos porque eso dificulta la integración de la gente más brillante.

Con respecto a la hipótesis de una nueva convocatoria electoral, Campo Vidal, aunque estima que es muy difícil predecir lo que va a pasar, augura que en el caso de nuevas elecciones muy probablemente “lo que sí pueda pasar es que haya una campaña electoral muy agitada o una abstención muy fuerte que deslegitimaría los resultados.”

De todas formas, pienso que, en ése escenario sería especialmente recomendable votar, porque al haber más abstención, tu voto vale más….

No obstante, Campo Vidal ha asegurado que lo deseable es que haya Gobierno inmediatamente. “Hay que formar Gobierno cuanto antes, entre otras cosas para dejar de ser el hazme reír de Europa”.

Considera que “si no hay consenso para la investidura ¿cómo lo va a haber para aprobar las leyes pendientes”. Efectivamente, eso es lo más preocupante, que en este escenario de fragmentación, teóricamente más sano para la democracia, nunca se pueda gobernar de forma eficaz en la práctica. Auguro un futuro muy preocupante para España que podría situar el papel moderador de Felipe VI en el ojo del huracán. Cuando las cosas se pongan “muy feas”, todas las miradas se dirigirán a Su Majestad.

Campo Vidal afirma que Rajoy no cede y al mismo tiempo la Ejecutiva del PSOE parece “un comité de resistencia”, mientras nuestra posición internacional se devalúa y Bruselas nos envía advertencias que nadie tiene en cuenta.

Cree que el llamamiento de Felipe González a que el PSOE se abstenga responde a un deseo de “crear presión” para que se forme Gobierno, conectando con gran parte de la ciudadanía, algo, a mi juicio, comprensible teniendo en cuenta su papel como ex presidente del Gobierno preocupado por el futuro de su país.

Considera que Rajoy sigue comportándose como si tuviera mayoría absoluta, pero en mi opinión Rajoy intentó reunirse con Sánchez, que rechazó un documento propuesta del PP para un acuerdo con el PSOE, pero Sánchez y sus cortesanos continúan instalados en el “no es no”. Otra cosa es que el comportamiento del PP con Ciudadanos no sea el correcto, eso lo desconozco, lo que espero es que los españoles premien en las urnas los contínuos intentos de Ciudadanos para que se forme un Gobierno, algo que no está ocurriendo.

Desde la perspectiva de un ciudadano informado, que ve los problemas por los que está pasando España y cómo le afectan, Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, ha aportado su visión acerca de la política española.

Tras dos procesos electorales, “seguimos sin Gobierno y sin muchas expectativas para que esto pueda hacerse en breve espacio de tiempo”, ha explicado Pulido, quien también ha mostrado la importancia que tiene la opinión de los votantes en las dos citas electorales. “No se le puede faltar el respeto a los ciudadanos, ni devaluar el voto. Los ciudadanos ya han hablado, lo han hecho por dos veces consecutivas y han cambiado el mapa político.”